<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=624194287756544&ev=PageView&noscript=1" />

DERMATITIS AGUDA, UN PROBLEMA DE VERANO

La “dermatitis húmeda aguda” o “parche caliente” es un área de la piel inflamada, que en general también está acompañada de dolor, supuración y mal olor.

Los parches calientes son muy frecuentes en los meses de verano y otoño, y son reacciones alérgicas a infecciones bacterianas de la piel. Ante el dolor, el perro suele lamerse, frotarse o morderse en demasía, provocando una lesión o herida en la zona afectada.

Revisa a tu perro:

Si se lame o rasca en una determinada zona, es probable que tenga “parches calientes”

En general, la causa más común por la que se produce un parche caliente es la presencia de pulgas en el cuerpo del perro. Sin embargo, hay otras causas que lo provocan: alergias, otitis, manto piloso sucio, o algún tipo de dolor localizado que lo lleve al perro a esta condición.

Los parches calientes causan dolor y pueden volverse muy grandes con mucha rapidez. Por eso es importante, hacer una rápida consulta al médico veterinario en cuanto aparezcan algunos de los síntomas mencionados.

¿Cómo prevenir o detectar un parche caliente?

  1. Controlá periódicamente a tu perro. Si notás que se rasca o lame constantemente en una zona puntual, es probable que esté sufriendo algún tipo de irritación en la piel.
  2. Separá el pelo de la zona afectada y revisalo. Los parches calientes no suelen verse a simple vista, es necesario separar bien el pelo del animal para detectarlo. Si lo ves rápidamente es porque la dermatitis ya está en un estado avanzado. Al principio, la lesión se evidencia por el pelo mojado de la mascota; más adelante la falta de pelo se hace más notoria.
  3. Para identificar si se trata de un parche caliente, tenés que corroborar que sean erupciones rojas, húmedas, calientes e irritadas. Además, suelen tener supuración y mal olor.
  4. En general, aparecen en la zona del lomo, la base de la cola, el lateral de los muslos, en el cuello y en la base de las orejas.
  5. Los perros que no se bañan con cierta regularidad, suelen ser más propensos a tener parches calientes.
  6. La dermatitis aguda aparece más frecuentemente en animales de pelo largo (como el boyero de berna o el pastor alemán) o de pelo corto pero denso (como el labrador retriever o el bulldog)

UNA RÁPIDA CONSULTA AL MÉDICO VETERINARIO, EVITARÁ QUE TU PERRO SE LASTIME

¿Cómo se realiza el tratamiento?

  1. El médico veterinario cortará el pelo de la zona donde está el parche, para lograr que la lesión pueda airearse.
  2. Luego desinfectará la zona para evitar que se propague.
  3. De acuerdo a cada caso en particular, el médico decidirá cuál es el mejor tratamiento a seguir con el animal. A veces se realizan tratamientos locales con corticoides, analgésico y antiinflamatorios. Y en otras ocasiones, se pueden recomendar el uso de antibióticos. Dependerá de la extensión de la lesión y de la necesidad de cada perro.
  4. Se tomarán medidas preventivas para que el animal no continúe lesionando la zona. En ocasiones, se recurre al uso del collar isabelino.

Medidas preventivas:

CONTROL REGULAR DE ECTOPARÁSITOS

(insectos y garrapatas): aplicación de pipetas mensuales, comprimidos o collares.

MANTENER AL ANIMAL CON EL MANTO LIMPIO Y SECO

EN ÉPOCAS DE CALOR, CORTARLE EL PELO

MANTENER LIMPIAS LAS OREJAS

Excelencia Médica, Calidez Humana, Tecnología y Compromiso.

Trabajamos para el cuidado de la salud de tu mascota.

Esperamos tu consulta y gracias por visitar nuestro sitio

Pin It on Pinterest