<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=624194287756544&ev=PageView&noscript=1" />

Alteraciones de conducta animal: cómo prevenirlas o corregirlas

El mal comportamiento de los animales domésticos de compañía (especialmente perros y gatos) suele provocar miedo o inquietud en los dueños, quienes en general no saben cómo actuar ante ciertas circunstancias. La mala conducta es un problema que puede prevenirse –con ciertos elementos de ayuda que brinde el médico veterinario- y que también puede corregirse –con un buen diagnóstico y tratamiento realizado por el profesional de la salud.
Para esto, se trabaja desde la especialidad médica veterinaria de “comportamiento animal” o “Conductismo animal”, en todas las especies domésticas, en especial con perros y gatos.

¿Cómo detectar un mal comportamiento animal?

Un problema de conducta animal se presenta cuando la mascota exhibe alteraciones de su conducta normal diaria, o cuando la actividad del animal hace peligrosa, insegura, molesta o inconveniente la vida cotidiana para el animal en sí, para otros animales con los que convive o para las personas que lo rodean.

Modo de prevención

¡El mal comportamiento puede prevenirse! Para lograr esto, es necesario consultar con el médico veterinario, quien podrá brindar las pautas de conducta normales de cada especie, para que el dueño pueda respetarlas y educar al animal cuando es cachorro, para que sea coincidente en su vida de adulto. Se trabajará sobre su entorno y su hábitat: si el animal estará solo mayor parte del tiempo, si se criará junto a niños en la casa, si compartirá el espacio con otros animales, si se lo quiere educar como perro guardián o como perro faldero, etc.

La corrección – Paso a paso: cómo se trabaja con el animal

En la especialización veterinaria del comportamiento animal, el médico trabaja en forma escalonada para dar solución al problema de la mascota:

  1. Diagnóstico: Análisis del comportamiento del animal y su entorno
  2. Pronóstico: Estudio del tratamiento que debe realizar el animal
  3. Tratamiento: Se realiza de acuerdo a las necesidades de cada animal

El propietario del animal tiene una participación activa: el problema generalmente comienza a resolverse cuando el propietario conoce y aprende las necesidades físicas y conductuales de su animal.

Las terapias son cortas y la corrección de la patología se logra en el plazo de uno a tres meses.

Problemas de conducta más frecuentes en perros

AGRESIÓN

Hacia él o hacia terceros

HIPERACTIVIDAD/ INDISCIPLINA

Normalmente sucede en cachorros

ANSIEDAD/ MIEDO

Ladrido, destrucción de objetos y miedos varios

TRASTORNOS COMPULSIVOS

Automutilación, caminar en círculos, granulomas por lamido

Problemas de conducta más frecuentes en gatos

ELIMINACIÓN INADECUADA

Marcaje territorial

CONDUCTAS COMPULSIVAS

Lamido excesivo, automutilación

AGRESIÓN

Hacia personas u otros animales

VAGABUNDEO

Modalidad de consulta y Seguimiento del Tratamiento

Existen dos formas de realizar la consulta con el médico veterinario especialista de conductismo animal, a domicilio o a distancia. En ambas instancias se realiza el proceso de diagnóstico, pronóstico y tratamiento, y se indica el tiempo aproximado de resolución del caso.

Es necesario saber que el “conductismo animal” no es lo mismo que el adiestramiento canino. El único punto de contacto entre ambos es la técnica de “ejercicios de dominación”, que sirven para establecer un dominio del dueño sobre el animal.

Excelencia Médica, Calidez Humana, Tecnología y Compromiso.

Trabajamos para el cuidado de la salud de tu mascota.

Esperamos tu consulta y gracias por visitar nuestro sitio

Pin It on Pinterest